27 Cosas que te están impidiendo ser feliz

El poeta Rumi una vez dijo “tu tarea no es buscar el amor, sino buscar y encontrar todas las barreras que has construido dentro de ti en contra de él”.Lo mismo se puede decir de la felicidad.

En lugar de buscar la felicidad en el exterior, busca dentro de ti todas aquellas cosas que te impiden serlo, y trabaja para corregirlas.

Para empezar, aquí tienes 27 cosas comunes que te impiden ser feliz, disfrutar la vida:

1. Olvidar tu valor inherente:

Tu valor no depende de factores externos como títulos, situación sentimental, estado financiero o carrera profesional. Estos son roles simplemente que ejecutas en tu vida; como ser humano vales la pena, tienes una historia qué contar y algo por ofrecer.

2. Preocuparte por el futuro:

Cuando te pre-ocupas por algo malo que puede ocurrir en tu vida, estás creando tu propio infierno dentro de ti, alejando esa paz y tranquilidad que disfrutas en el presente.

3. Compararte:

Mark Twain una vez dijo que “la comparación es el disfrute de la muerte”. En vez de compararte con otra gente, o comparar cada restaurante, momento romántico, pareja, café o día festivo que hayas disfrutado; acepta que las situaciones son diferentes y recuerda que la diversidad y el contraste es lo que hace esta vida interesante.

4. No ser agradecido:

Puedes enfocarte tanto en lo que no tienes, que sueles olvidar todo aquello que sí tienes. Detente y aprecia todo el amor, bendiciones y abundancia que hay en tu vida; con seguridad entenderás lo afortunado que eres.

5. Ignorar tus instintos:

La mayoría de las personas vive una vida que no les pertenece, viven una vida que esperan los demás y no ellos–esta es el principal arrepentimiento de las personas ante de morir. Debes tener el coraje de seguir tus instintos, la capacidad de serle fiel a tus pasiones y creencias, y por encima de todo, hacer aquello que crees que es correcto, no lo que otros esperan de ti.

6. Dejarte manejar por tu ego:

El ego es tu máscara social y la imagen que tienes de ti mismo, algo inseguro y fácilmente lastimado por la opinión de la gente y los eventos de la vida. Aprende a cubrir el alma, esa esencia eterna que hay más allá de todos las críticas, opiniones y etiquetas. A diferencia de tu ego, esta esencia está llena de inteligencia, fuerza, amor y sabiduría. Síguela.

7. Zona de confort:

Evitas tomar riesgos en tu vida y seguir tus sueños porque te sientes seguro, aunque infeliz, con la seguridad actual que tienes. Olvidas que las certezas de hoy pueden cambiar en cualquier momento, lo que implica que “tu seguridad” no depende de lo que tienes hoy.

8. Viviendo en tu cabeza:

Es increíble la cantidad de tiempo que pasas viviendo tu vida en tu cabeza y no en el presente. Te la pasas todo el día resolviendo problemas en tu mente, estando preocupado por lo que pueda pasar o no, considerando opciones y dejando pasar el único momento que tienes para actuar: hoy.

9. Guardar resentimientos y rencores:

Guardarte sentimientos de odio, no dejar pasar resentimientos ni olvidarte de las decepciones solo te está perjudicando a ti, con seguridad que las otras personas ya lo dejaron ir y tu sigues pensando en el porqué, en cómo sacar revancha o cosechando malos sentimientos. Así que recuerda:

“Sen­tir rabia es como tomar veneno y esperar que muera la otra per­sona.”

10. Enfocarte en cosas que no son importantes:

Pasas demasiado tiempo enfocándote en situaciones que no hacen avanzar tus sueños y mucho menos que te agregan valor; estar revisando constantemente tu correo o vivir pendiente de cada actualización de tu artista favorito no hará que te acerques más a ese objetivo que tienes.

Céntrate en lo que sabes que tienes que hacer hoy para llegar al lugar que deseas mañana.

11. Negatividad:

El mundo que te rodea es el reflejo de tus pensamientos dominantes. Si a diario te enfocas en tus problemas, conflictos y preocupaciones lo único que estás logrando es perpetuar estas circunstancias una y otra vez. Ahora, ¿por qué no probar una actitud positiva ante los problemas? Bien dijo Zig Ziglar:

“El pensamiento positivo te dejará hacer todo mejor que el negativo”

12. Luchar con tu presente:

Si aun no estás viviendo la vida que sueñas, acepta esta realidad mientras trabajas por llegar a este lugar. Levantarte todos los días luchando contra tu presente no hará que llegues más rápido; quejarte por tu trabajo, por tu jefe, por tu situación solamente anulará la energía que necesitas para trabajar por esa meta que has trazado.

13. Tus interpretaciones e historias:

Eres un creador de significados, y muchas veces sueles reemplazar situaciones por interpretaciones que no existen; asumes que la gente está aburrida contigo cuando simplemente están cansados; interpretas que estás siendo juzgado, criticado o excluido cuando en realidad te falta el coraje para vencer la indiferencia.

14. Viviendo en el pasado:

Sueles creer que todo tiempo pasado fue mejor. Te la pasas recordando experiencias y momentos, quedándote sin espacio ni tiempo para generar nuevas, sin tiempo para vivir y experimentar, sin nada qué recordar mañana. Solo recuerda que lo que haces hoy será aprendizaje para el día de mañana, así que haz que valga la pena. Nadie vive de recuerdos.

15. Sin paciencia:

Quizás sueles pensar que todo tarda en llegarte; ese trabajo que sueñas, un negocio rentable, una compañía ideal… todo en la vida necesita y cumple un ciclo, así que ten paciencia y asegúrate de actuar en el momento adecuado. Deja de pensar que solo necesitas estar en el lugar y momento indicado; también se necesita la persona indicada.

16. Sentir culpabilidad o vergüenza:

Si existe algo que nos hace iguales a todos, son los errores que cometemos y que no nos hacen sentir orgullosos. Equivocarte no te hace una mala persona; aprende a perdonarte, a aceptarte y recuerda que las acciones no definen quien eres.

17. Esperar el momento indicado:

Tus metas, objetivos y sueños están esperando, hace mucho tiempo, que llegue el momento indicado para ser ejecutados…y resulta que este momento nada que llega y tu sigues ahí, esperando y anhelando vivir una vida diferente. ¿Un tiempo perfecto para tus sueños? Olvídate de eso, no hay mejor momento para empezar que hoy.

18. Creencias limitadas:

Los medios, tu infancia y la sociedad en la que vives te han impuesto unas creencias limitadas, unas aspiraciones reducidas. Has creído que solo existe una definición de éxito, que eres normal y que la gente “excepcional” es la que merece las grandes cosas en la vida. Saca tiempo para romper estos límites.

19. Aplazando tu felicidad:

Estás aplazando tu felicidad para cuando seas más flaco, más rico, más inteligente, con más experiencia, más exitoso o cuando hayas cumplido con ciertos criterios…¿te suena familiar? Las condiciones están dadas, si hoy no logras adaptarte y sacar el máximo provecho de cada situación, no lo lograrás mañana.

20. Miedos:

Estar dispuesto a hacer lo que sea necesario para evitar sentir miedo es lo que te ha impedido vivir a tu potencial. Si bien el miedo puede hacerte sentir incómodo, este no puede impedirte seguir creciendo. Aprende a vivir con éste y asegúrate de que más allá de ser un impedimento, se convierta en una razón para que actúes.

21. Te importa lo que otros piensan:

Todo este tiempo has entregado tanta energía, poder y paz interior al preocuparte por lo que otros piensen de ti y tus decisiones. La verdad es que nunca sabrás lo que otros opinen realmente y, menos aun, sus puntos de vista; así que ocúpate de lo que sí sabes, lo que sí entiendes y sí importa: tus comportamientos y realidades.

22. Constantemente ocupado:

No cometas el error de crear un vida con tener una vida. Cuando te llenes de compromisos, responsabilidades y estrés, saca un descanso y reorganiza tu vida; respira profundo y contempla algo de quietud. Saca el tiempo y dale prioridad a los aspectos realmente importantes en tu vida. No dejes que tu sueño de vida haga que dejes de vivir.

23. Cometer los mismos errores:

Más claro no puede ser: “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”; si hay algo en tu vida que no está funcionado, intenta hacerlo de manera distinta, no te quedes haciendo lo mismo de siempre y culpando a los demás de tus problemas. Aprende de las lecciones, asume las consecuencias y toma nuevos rumbos.

24. Dejar que las emociones te consuman:

Cuando estás pasando por una situación difícil y experimentas tristeza, miedo, dolor o rabia, no puedes dejar que estas emociones se impongan a tu racionalidad y mucho menos presente. Las emociones no definen quien eres, así que no permitas que estas te hagan tomar decisiones de las cuales te arrepentirás. Identifícalas y aprende a manejarlas.

25. Expectativas:

Esperas que el bus llegue a tiempo, que seas llamado primero y que tus amigos y familiares actúen de acuerdo a tus deseos. Deberías intentar llevar tu vida con un poco más de curiosidad, aceptación y con una mentalidad mucho más abierta. Al final, la vida es una sumatoria de situaciones inesperadas.

26. Olvidar tu propósito:

«La disciplina es recordar aquello que tú quieres.» David Campbell

Invierte tiempo definiendo cuales son tus objetivos en la vida, tu propósito y pasiones; luego de que tengas claro tu destino define lo que tienes qué hacer para llegar a ese punto. Cada año recuérdate hacia donde quieres llegar, de otra forma solo ayudarás a ejecutar los sueños de otros, no los tuyos.

27. Hablar mucho y hacer poco:

Puedes leerte todos los libros del mundo, inspirarte con infinidad de artículos acerca del éxito, asistir a cada uno de los cursos, seminarios y talleres que existen en tu ciudad y si no decides actuar y ejecutar, nada, absolutamente nada vas a lograr y alcanzar en esta vida. Empieza hoy, aplica tus conocimientos y deseos.

Deja de leer y ejecuta. Hoy, no mañana.

Fuente

¿Querés vivir una experiencia única en tu vida?