7 Tips para convertirte en una persona más interesante

Todos queremos ser una persona más interesante. Aquí tienes cómo hacerlo.

Existen personas capaces de conquistar a quien esté a su alrededor: saben expresarse, entienden cosas que nadie más sabe, son interesantes y están dispuestos a ayudar a los demás.

Estas habilidades no solo te ayudan a tener más amigos (algo que todo el mundo quiere) si no que te permiten desempeñarte mejor en tu lugar de trabajo, sin importar si eres empleado, emprendedor, independiente o estudiante.

¿Por qué te permite desempeñarte mejor? Resulta que aquellas personas que son más interesantes, son más productivas en su trabajo si los comparas con los demás, ya que son más amigables, eficientes y les gusta trabajar en equipo. 

La revista Inc. realizó una encuesta a empresarios, ejecutivos y empleados para identificar qué características hacen a una persona más interesante, aquí están los resultados más importantes a la hora de querer ser interesante y exitoso: 

1. Estar interesado:

Para ser interesante, debes interesarte por los demás. Trabaja por conocer la mayor cantidad de temáticas: desde fútbol, política, hasta los modelos y técnicas más efectivos para generar ventas. 

Este conocimiento y experiencia puede ser útil para diferentes campos de acción, para personas con diferentes gustos y profesiones. 

No es costoso ser curioso. Tienes Wikipedia y Google a la mano, y gratis.

2. Haz cosas nuevas:

Hacer cosas nuevas es importante, no solo para ser una persona más interesante, sino para tu vida en general. Tener historias qué contar, recientes o no, facilitan mostrarte como una persona integral.

Aprender un nuevo idioma o practicar un deporte diferente te ayuda a estimular tu cerebro, tanto en el trabajo hablando el nuevo idioma, como manteniéndote sano para lograr tus objetivos. 

3. Ten un pasión:

Tener una pasión es una de las maneras más efectiva de tener personas a tu alrededor. Una de las respuestas más comunes dentro de la encuesta están relacionadas con las pasiones.

A diferencia de las primeras dos (estar interesado y hacer cosas nuevas) que tienen que ver con conocimientos generales, una pasión es algo innato, algo que no tuviste que decidir.

En el momento que adoptas una pasión y lo conviertes en un hábito te convertirás en un experto. Una pasión hecha hábito no solo se convierte en una actividad placentera de hacer, sino que tienes un tema de conversación mucho más profundo con aquellos que comparten tu gusto.

4. Abandona las conversaciones cliché:

Hablar del clima es un tema “fácil” para tratar con aquellas personas que no conoces. Lamentablemente, sueles quedarte hablando de esto por un tiempo prolongado, aburriendo la conversación y a quien te está escuchando.

Utiliza la temática del clima para identificar posibles gustos de tu interlocutor, y desde allí, plantar nuevas ideas y temas de discusión.

Tienes al alcance de tu mano las pasiones, tus nuevos hábitos y tu capacidad de escucha para establecer una conversación mucho más interesante.

5. Ayuda a los demás:

Debes estar siempre disponible, atento. Puedes ofrecer una solución diferente para un problema en el trabajo de alguien más; ser la persona que mantiene la puerta del elevador abierta mientras llega el otro…existen muchas alternativas para servir a los demás.

Este tipo de actitudes hace que las demás personas te reconozcan y se acuerden de ti, algo sumamente util para relaciones futuras.

6. Aprende storytelling (a contar una historia):

Aprender a contar tus historias y experiencias, es igual de importante que vivirlas. Por ejemplo, las personas que están alrededor tuyo no les interesa saber en absoluto de tu viaje a un país exótico si realmente no tienes nada interesante qué contar.

Ver las historias de emprendedores como tú.

Cuando las personas te están escuchando, independientemente del tema, siempre debes mencionar lo más importante, debes intentar transmitir con tus palabras, las emociones que sentiste en dicha experiencia. Enfócate en lo divertido y no te extiendas, es mejor que te pidan que sigas hablando y no aburrir a los demás con tus extensas historias.

7. Sé tu mismo:

Ser auténtico, por extraño que pueda ser, es la mejor receta para ser interesante. No hay otra persona en este planeta que sea igual a ti, que haya vivido tus mismas experiencias, momentos y problemas. Eres único en tu concepción y cómo analizas la vida.

Combina la diversión con la incertidumbre, y por encima de todo, siempre sé tú mismo.

Aprender a comportarte y ser honesto con tus principios y creencias, es esencial para alcanzar el éxito en tu vida. No debes pretender ser alguien más para ser una persona más interesante, o fingir comportamientos para agradar a los demás.

Todos queremos ser una persona más interesante. Recuerda practicar estos 7 tips todos los días de tu vida, con el tiempo lo convertirás en un hábito y los demás querrán comportarse como tú.

Escrito por: Jessica Stillman

¿Querés vivir una experiencia única en tu vida?