9 pasos para tener el mejor inicio de semana

Luego de un largo, lindo y descansado fin de semana, lejos de la naturaleza frenética de tu trabajo, universidad y vida, levantarse un lunes puede convertirse en una tarea extremadamente difícil.

Y si bien madrugar, saltar de la cama a prepararte un café, tener presente tu próxima reunión, escoger rápidamente la ropa de trabajo, revisar tus correos atento a las exigencias de tu jefe puede ser duro… te das cuenta que lo que más te molesta, es saber el fin de semana se haya acabado y que de nuevo es lunes.

¿Alguna vez te ha pasado?

No te preocupes, sí existe una forma de vencerlos; sí existe una manera de que esa transición a tu rutina semanal se haga de una forma menos traumática. Aquí tienes lo que debes hacer para tener el mejor inicio de semana posible:

1. Planea algo de diversión los fines de semana:

Entre todas las tareas que tengas pendiente para el fin de semana, saca un rato para hacer algo que te divierta; y luego revisa si lo cumpliste. Visita un museo, sal de paseo con tu familia, conoce un lugar nuevo en tu ciudad, pasa algún tiempo con tus amigos.

Tener un fin de semana encerrado en tu casa (ver televisión, dormir, jugar ese videojuego adictivo, etc) puede ser divertido, pero asegúrate de hacer aquello que quieres hacer, de forma que el lunes, cuando este llegue, no estés cuestionándote, sin saber a donde se fue todo el tiempo pensando que no disfrutaste el fin de semana.

Recuerda que hacer aquello que te gusta los fin de semana es tan importante como cumplir con los compromisos y tareas que tienes pendiente, si cumples con esto, el lunes no estarás preocupado pensando que no tienes comida en tu nevera o que no pagaste tus facturas.

Consejo: Durante el fin de semana no pierdas de vista tu tiempo, no vas a querer estar el día lunes pensando a dónde se fueron estos dos sagrados días.

2. Mantén todo organizado:

Las cosas que necesites durante la semana mantenlas organizadas y a la vista, esto te va evitar tiempo buscándolas o pensando en ellas; o ¿te gustan los lunes en la mañana buscando desesperadamente tu celular, cuaderno, billetera, o llaves?

Ten tu maleta lista con todos los accesorios necesarios para la semana, excepto aquellos que utilices el fin de semana.

La ropa que vayas a utilizar el lunes, tenla lista desde la noche anterior. Sí, es verdad, podemos sentir un poco de melancolía un domingo en la noche preparándonos para el siguiente día; sin embargo, el lunes en la mañana estarás agradecido por tener prácticamente todo listo para la semana que empieza.

3. Dividir el trabajo, compromiso o tareas que tengas pendiente:

Todo lo que tengas pendiente, repártelo entre los días que tiene el fin de semana. No inviertas todo el tiempo de tu fin de semana en una tarea o compromiso laboral.

Por el contrario, utiliza un espacio de cada día para cumplir con tus compromisos, de tal forma que el lunes no estés sintiendo que no descansaste y aun estés pensando en todo lo que quisiste y no pudiste hacer.

Cumplir con tus tareas de forma gradual te ayudará a hacerlo de mejor forma, ya que te brindará perspectiva debido a que tu cerebro descansó entre labores y le permitió asimilar toda esta información.

Consejo: Desde ya prepárate para adelantar algo de trabajo durante el fin de semana, para no tener que preocuparte por eso durante el lunes.

4. Evitar dormir en exceso o trasnochar mucho durante el fin de semana:

Está bien que disfrutes dormir hasta tarde, pero por el bien de tu salud y de la rutina de tu sueño debes dormir lo que tu cuerpo necesite, y no lo que tu pereza disponga.

No duermas más de 2 horas respecto a la hora que te levantas normalmente, a menos que quieras ser un zombie todos los lunes; dormir hasta tarde un domingo implica trasnocharse en la noche y por consiguiente ser un zombie al día siguiente.

5. Aliméntate nutritivamente el fin de semana:

Evita al máximo la comida rápida y todos aquellos lugares donde se ofrece. Sí, es difícil.

No obstante, para estar saludable desde escoger las frutas y verduras por encima de los carbohidratos; e incrementar su consumo durante los sábados y domingos. Cuando llegue el lunes volverás a comer las mismas vitaminas y verduras, con seguridad tu cuerpo te lo va a agradecer.

Consejo: Si acostumbras a salir a comer en la calle durante el fin de semana, intenta que uno de estos alimentos sea hecho en casa y disfrutado con tu familia, sentados juntos en la misma mesa sin importar los “compromisos”.

6. Cierra tu fin de semana con algo que te guste o disfrutes haciendo:

Cuando estés en la cama, domingo en la noche, pensando que tu fin de semana pasó sin pena ni gloria, que apenas hiciste algo útil o que te hiciera feliz, ten la seguridad que el lunes que llega será el más duro de todos, vas a sentir que los dos días que acaban de pasar no tuvieron sentido alguno.

Cambia esto: haz algo que te alegre y que te guste hacer, de tal forma que puedas evitar estos sentimientos de pérdida que pesan tanto un lunes en la mañana. Aquí hay algunas formas de hacerlo:

  • Prepara una comida especial para tu familia, o invítalos a comer algo.
  • Alquila una película, ve a cine.
  • Sal a caminar con tu perro, juega con él, camina por algún parque.
  • Tómate una cerveza, cómete el helado que te gusta.
  • Llama a un amigo con el cual no te comunicas hace tiempo.

7. Empieza bien tu lunes:

Levantarte con mal genio porque debes volver a la rutina de siempre no va a hacer que lunes deje de ser lunes. Por otro lado, tener una buena actitud y estar preparado para la semana que viene puede ayudarte un poco.

Despiértate un poco más temprano, esto te dará un poco de tiempo para hacer las cosas sin afán. Inclusive te permite ver como sale el sol o hacer aquello que te gusta, como ejercicio, meditar o escribir, este es un buen momento del día para hacer estas actividades.

Disfruta de tu bebida favorita; café, aromática, agua con limón, lo que sea… tómate el tiempo de disfrutar estos pequeños placeres antes de salir de tu casa. Salir de prisa, con tu bebida en la mano te va a garantizar no poder disfrutarla ni un poco.

8. Ajústate al lunes a tu ritmo:

Cuando llegue el lunes, no te apures con su rutina; dale tiempo a tu cuerpo de acostumbrarse nuevamente. El hecho de tener todo organizado te va a permitir que dicha transición sea menos estresante.

Levantarte con tiempo para disfrutar el desayuno y tomar descansos en tu trabajo te ayudará a adaptarte mejor. Intenta caminar antes de ir a tu trabajo, no te bajes del transporte donde siempre lo haces, bájate antes y camina por un parque te tengas cercano, esto te ayudará definitivamente.

9. Ten presente el fin de semana que se aproxima:

Desde ya debes planear lo que vas a hacer el fin de semana que viene, invita a tus amigos a salir y cancela aquellas cosas que no vayas a hacer.

Tener presente el fin de semana que viene le dará algo de sentido al transcurso de estos cinco días.

Fuente

¿Querés vivir una experiencia única en tu vida?