Aprende a dejar la pereza con este ejercicio de 2 minutos

La mayoría de cosas que tienes qué hacer y no haces, no son complicadas o difíciles. De hecho cuentas con las habilidades y el talento para realizarlas, sin embargo, siempre te las ingenias para no hacerlas por algún motivo.

Entonces, el problema no es que no seas capaz de hacerlas, es que la pereza no te deja. Y la única manera de lograrlo es haciendo que, independientemente del trabajo, actividad o labor que vayas a ejecutar, esta sea tan sencilla y tan fácil, que no podrás excusarte.

¿En qué consiste? Son solo dos pasos:

1. Si te toma menos de 2 minutos, hazlo inmediatamente

Es impresionante todas las cosas que hemos dejado de hacer y que solo implican 2 minutos de nuestro tiempo.

Ejemplos como lavar los platos luego de comer, poner la ropa en la lavadora, sacar la basura, enviar un correo, lavarnos los dientes y muchas otras más, son muestra de hasta donde ha llegado nuestra pereza.

Si la actividad que vas a hacer te toma menos de 2 minutos, hazla inmediatamente, sin pensarlo.

2. Cuando vayas a tomar un nuevo hábito, solo puede tardarte 2 minutos

¿Pueden todos tus objetivos ser alcanzados en menos de 2 minutos? Obviamente no. Pero todos, independientemente del que tengas en mente, pueden ser empezados en 2 minutos o menos, y es en esto, que consiste La regla de los 2 minutos.

Puede que esta estrategia suene muy básica para tus grandes objetivos de vida, sin embargo, ten la seguridad que esta funciona, y lo hace por un simple hecho: la física de la vida real.

La física de la vida real

Como el señor Isaac Newton explicó hace bastante tiempo, los objetos quietos tienden a quedarse de esta manera, mientras que aquellos que estén en movimiento tienden a quedarse en movimiento.

Esto es tan cierto para los humanos como para las manzanas que caen de los árboles.

La regla de los 2 minutos funciona tanto para objetivos grandes, como para las metas pequeñas por la simple inercia de la vida; una vez tu empiezas a hacer algo, es mucho más fácil continuar haciéndolo. En pocas palabras, la magia de esta regla consiste en lo siguiente:

Todas las cosas buenas en la vida ocurren una vez decides empezar.

¿Quieres convertirte en mejor emprendedor? 

Piensa como puedes ejecutar hoy esa idea de negocio que tienes.

¿Quieres convertirte en un mejor escritor?

Tan solo escribe una frase (la Regla de los 2 Minutos), y de repente te encontrarás escribiendo por un par de horas.

¿Quieres comer sanamente?

Come tan solo una fruta (la Regla de los 2 Minutos) y con el tiempo te sentirás inspirado a prepararte alimentos más sanos como ensaladas.

¿Quieres convertir la lectura en un hábito?

Lee una sola página de un libro nuevo, como El poder de los hábitos, (la Regla de los 2 Minutos) y cuando menos lo pienses, habrás acabado con los primeros capítulos del libro.

¿Quieres correr tres veces por semana?

Todos los lunes, miércoles y viernes ponte los zapatos para correr y párate en la puerta de tu casa (la Regla de los 2 Minutos) y terminarás poniendo una milla en tus pies y no un paquete de papas fritas en tu estómago.

Esta regla no se trata de lo que alcanzas, sino del proceso de realmente hacer el trabajo; el enfoque debe ser en tomar acción y dejar que las cosas fluyan.

La parte más importante de cualquier hábito, por grande o pequeño que sea, es empezar–no solo la primera vez, sino cada vez.

No se trata del rendimiento, se trata de conscientemente tomar acción, especialmente al principio, más adelante tendrás la posibilidad de mejorar; por ahora, solo necesitas empezar. Así que prueba esta regla, solo te toma 2 minutos.

Puede que esta regla no funcione para ti, pero ten seguro algo, y es que nunca lo vas a saber si no te das la oportunidad de intentarlo.

El problema con la mayoría de artículos que lees, videos que miras y podcasts que escuchas, es que tú consumes la información, pero decides no hacer algo al respecto…así que hazlo diferente con este artículo, ejecuta la información que aquí tienes.

¿Qué quieres hacer? Tienes 120 segundos para empezar hacerlo.

Fuente

¿Querés vivir una experiencia única en tu vida?