Los 4 secretos para terminar tu trabajo el día jueves

Tus hábitos de trabajo son fundamentales para completar tus compromisos antes del viernes. Todos enfrentamos el mismo problema: De lunes a viernes la semana se va a paso de tortuga, y el fin de semana tan rápido, que ni nos damos cuenta.

Matemáticamente, claro está, tiene sentido. Pero ¿qué podríamos hacer para cambiarlo? ¿Qué pasaría si lograras dejar todo listo para el jueves y tener más días para descansar?

Si bien suena imposible, deberías dejar el escepticismo atrás. Esto se puede lograr si utilizas tu tiempo de forma eficiente aplicando estos cuatro secretos de las personas que terminan su trabajo los jueves:

1. Hacen una agenda

 

Tener una agenda o un calendario es de gran utilidad. Para tener tu viernes libre debes organizar toda tu semana para ello.

Cada día escribe las actividades que debes hacer y comprométete a hacerlo con anterioridad, si ves que una actividad te está tomando más tiempo de lo normal establece prioridades y chequea continuamente para llevar un orden.

2. Se enfocan en sus prioridades

Las personas que dejan todo su trabajo listo antes del viernes conocen el valor de la priorización efectiva y de la buena administración del tiempo.

Hay una gran diferencia en la manera cómo gastas tu tiempo y la forma como deberías, así que si quieres tener el viernes reservado para ti tienes que evaluar constantemente tus prioridades y asegurarte de que estás invirtiendo tu energía en cosas realmente importantes.

3. Evitan las distracciones

 

Debes maximizar cada minuto de tu día, lo que significa minimizar las distracciones lo más que puedas.

Si no te puedes enfocar en tu puesto de trabajo por culpa del ruido, el sonido del teléfono, etc., trata de buscar un lugar tranquilo y silencioso donde puedas dar el 100 por ciento de tu atención.

Otro consejo práctico es que no revises constantemente tu correo sino más bien establecer un periodo de tiempo donde creas que es conveniente hacerlo.

4. Encuentran atajos

¿Tienes que mandar correos? Crea respuestas prediseñadas que solo tengas que copiar y pegar. Tienes que hacer artículos o informes con márgenes o tipos de letra específicas, haz una plantilla que sea modificable.

¿Debes llamar repetitivamente a alguien y no tienes su extensión configurada en tu teléfono? Créala.

La gente exitosa siempre encuentra la manera de ahorrar su tiempo y aunque no lo creas, esos pequeños detalles te pueden ahorrar tiempo de tu día, si son 15 minutos en cuatro días será una hora entera que te habrás ahorrado.

Eliminar un día laboral de tu semana puede sonar imposible, pero sí aplicas estos secretos en tu vida te darás cuenta que sí es posible, y no es tan complicado. De hecho aumentarás tus niveles de productividad, atención y finalmente de felicidad y tranquilidad, porque al fin y al cabo, más horas de trabajo no quieren decir más de productividad.

Cuando lleves varios meses cumpliendo con tus funciones y terminando todos tus compromisos el día jueves, explícate y solicítale una prueba a tu jefe.

Le puedes justificar los beneficios de no asistir a tu oficina el día viernes; y en caso de que te digan que no, reserva entonces el día viernes para realizar proyectos personales y organizar las próximas semanas laborales. Recuerda: El tiempo es oro.

Fuente  

¿Querés vivir una experiencia única en tu vida?