Por qué no necesitas levantarte a las 5 de la mañana para ser millonario

Las diferencias que existen entre las personas ricas y las pobres son evidentes. No obstante, hay ciertas particularidades que pueden resultar sorprendentes.

Aquí tienes los hábitos de los ricos más importantes que puedes aplicar en tu vida para alcanzar y mantener el potencial de tu riqueza.

1. Vive por debajo de tus ingresos

Las personas millonarias evitan gastar dinero que no tienen pagándose primero a su futuro “yo”. Esto quiere decir que lo primero que hacen es ahorrar el 20% de sus ingresos y ajustar su estilo de vida al 80% restante.

Si tu objetivo es acabar con las crisis financieras por las que estás pasando, tendrás que convertir el ahorro en un hábito, al igual que tener un presupuesto donde específicas en qué estás gastando tu dinero.

A continuación, tienes algunos consejos prácticos que puedes aplicar a tu presupuesto:

– No gastes más del 25% de tus ingresos en lo que se refiere a la renta o pago de la cuota de tu apartamento.

– No gastes más del 15% de tus ingresos en alimentación.

– Limita el entretenimiento (bares, películas, fiestas) al 10% de tus gastos. Adicionalmente, las vacaciones deberían representar máximo un 5% de tus ingresos anuales.

– Evita a toda costa acumular deudas en tus tarjetas de crédito. Si necesitas financiar tu estilo de vida por medio de tarjetas de crédito es evidente que jamás serás millonario.

Por último debes diferenciar entre ahorros e inversiones, conceptos que son diferentes. No te des el lujo de perder dinero de tus ahorros, estos servirán para un fondo de emergencia de 6 meses, que cubrirán tu ingresos en caso de que pierdas tu trabajo o tu negocio vaya mal.

En cuanto a las inversiones, comienza un fondo el cual destinarás a invertir en temas como propiedad raíz, en bolsa de valores, negocios, entre otras opciones.

2. No apuestes

Existe un dato que habla por sí solo: Cada semana, el 77% de las personas que pasan por una dificultad económica juegan la lotería.

Difícilmente las personas que dominan sus finanzas personales, y disfrutan de la libertad financiera, dejan en manos de unos números y balotas el rumbo de su vida. Estos, prefieren adueñarse de su futuro, y toman riesgos calculados.

Si te gustan los juegos de mesa y apostar, utiliza tu fondo de entretenimiento, pero no dejes tu futuro en las manos de un sistema que está diseñado para que tú pierdas.

3. Lee todos los días

Leer cualquier tipo de contenidos incrementará tu conocimiento respecto a tu negocio o profesión, lo que, sin lugar a dudas, te hará más valioso para tus compañeros, clientes o proveedores.

Entre los millonarios, el 88% lee al menos 30 minutos o más cada día. A continuación tienes otras estadísticas que te probarán la importancia de cómo inviertes tu tiempo de lectura:

  • 63% escuchan audiolibros mientras se transportan.
  • 79% leen contenidos relacionados con la formación profesional.
  • 55% leen acerca del crecimiento personal.
  • 58% leen biografías de personas exitosas.
  • 94% leen de eventos recientes y actuales.
  • 11% lee únicamente para entretenerse.

Las personas exitosas leen porque quieren mejorar. Este hábito los separa de la competencia y los pone por encima de los demás haciendo dinero. Y la explicación es bastante lógica, cuando incrementas tu conocimiento, eres capaz de ver nuevas oportunidades, lo cual se traduce en dinero.

Lastimosamente, se tienen datos de que tan solo uno entre 50 personas que pasan por dificultades, se compromete diariamente con la lectura de mejoramiento personal. ¿El resultado? Menos oportunidades y más dificultades.

4. Deja de ver tanta televisión y hacer “scroll” en tus redes sociales

¿Cuántas horas de tu valioso día te la pasas enfrente de una pantalla? Dos tercios de los millonarios ven menos de una hora de televisión al día, y cerca de un 63% gastan menos de una hora diaria navegando en internet a menos que esté relacionado con su trabajo.

¿En qué invierten su tiempo las personas millonarias?
Lo utilizan para su desarrollo personal, conectarse con otras personas, trabajando en proyectos personales o negocios en su tiempo libre, persiguiendo una pasión y compartiendo con las personas más importantes en sus vidas.

No obstante, el 77% de las personas que están pasando por dificultades económicas gastan una hora o más viendo televisión y un 74% revisando sus redes sociales y distrayéndose.

5. Controla tus emociones

Esto se conoce como la inteligencia emocional, y es la responsable en un 70% del éxito que puedas alcanzar en tu vida.

Es de vital importancia que entiendas que no todas las emociones deben expresarse, y que si no logras controlarlas, es muy probable que acabes con relaciones que son importantes para ti en tu trabajo o en tu familia.

La principal emoción negativa que debes aprender a manejar es el miedo. Incluso hasta los cambios positivos producen miedo, así que asegúrate de aprender a controlarlo en tu mente.

¿Cuál es la clave para controlar el miedo del cambio, de equivocarse, de tomar riesgos o simplemente fracasar? Construyendo confianza en ti mismo.

6. Conéctate constantemente

De esta manera construirás relaciones valiosas que pueden resultar en nuevos clientes, o te ayudarán a conseguir un mejor trabajo.

Cerca del 75% de los millonarios se conecta y hasta hacen trabajo voluntariado mínimo 5 horas al mes. Entre los que están pasando dificultades económicas, solo el 10% lo hace.

7. Da un kilómetro más en tu trabajo y tus negocios

Las personas que no son exitosas suelen sufrir del síndrome del “esa no es mi responsabilidad”, razón por la cual nunca asumen nuevas responsabilidades, lo que implica un menos crecimiento, y una limitada retribución económica.

Los millonarios, y las personas exitosas, se hacen valiosos para sus clientes y jefes, trabajando por objetivos conjuntos y trayendo resultados.

8. Establece objetivos, no deseos

Todos quieren ser millonarios y exitosos, pero muy pocos están dispuestos a diseñar un plan concreto para lograrlo y hacer lo necesario. En otras palabras, tú no puedes controlar el resultado de un deseo, pero sí el resultado de un objetivo planificado.

Cada año el 70% de los millonarios persigue un objetivo importante, mientras que solo el 4% de los pobres lo hacen.

9. Evita a toda costa la postergación

La postergación, o “procrastinación”, crea clientes insatisfechos, afecta tu calidad, daña relaciones profesionales y personales. Si eres de los que sufre de aplazar los compromisos y actividades, aquí tienes una solución:

5 Estrategias para evitar la postergación:

1. Crea una lista de pendientes diaria: Establece objetivos diarios, y asegúrate de cumplir por los menos el 70% de tus pendientes.

2. Ten “Las cinco del día”: Estas son las actividades claves que te acercarán a tus objetivos más importantes.

3. Establece fechas de entrega imaginarias: Entre más pronto sea la fecha de entrega más recursos y concentración dedicarás a terminarla.

4. Ten compañeros confiables: Estos son el tipo de personas que necesitas a tu lado a la hora de perseguir un objetivo grande. Comunícate con ellos una vez a la semana y revisa cómo van.

5. Establece un mantra de “hazlo ahora mismo”: muchas de las cosas que aplazamos son tareas que podríamos hacer inmediatamente y que toman menos de dos minutos. Una vez lo haces entras en el “flow” de depurar todos tus pendientes.

10. Habla menos, escucha más

Una relación de cinco minutos de escucha, por un minuto de habla es la relación perfecta. Las personas millonarias son buenos comunicadores porque saben escuchar. Ellos entienden de que puedes aprender mucho más si escuchas lo que los demás tienen para decir.

11. Aléjate al máximo las personas tóxicas

Seremos tan exitosos como las personas que tenemos a nuestro lado. Es por esto que el 86% de las personas exitosas y millonarias, se asocian con otras personas exitosas.

Curiosamente, el 96% de las personas que tienen dificultades económicas comparten la mayor parte de su tiempo con otras personas en su misma condición.

Si quieres acabar con tu estrés financiero deberás evaluar cada una de tus relaciones y definir cuáles de ellas te elevan y cuáles te mantienen en tus dificultades.

Empieza a compartir más tiempo con personas que enriquecen tu vida, que sacan una mejor versión de ti mismo, que te elevan y que buscan tu crecimiento.

12. No renuncies, persiste

Las personas que son exitosas en la vida tienen tres cosas en común: enfoque, persistencia y paciencia.

Las personas millonarias simplemente no renuncian a sus objetivos de vida más importantes, ellos tienen la capacidad para ver por encima de sus circunstancias y tienen la claridad mental para saber qué quieren y cómo lo piensan hacer, así tome mucho tiempo.

13. Limita los pensamientos que te limitan

¿Alguna vez has dicho “prefiero ser pobre pero honrado” “dinero es la raíz de todos los males”? Cada uno de esos pensamientos negativos te impiden que te desempeñes a tu máximo potencial.

La mejor manera de erradicar los pensamientos negativos y limitantes de tu cabeza es por medio de la lectura de libros de crecimiento personal y desarrollo como Piense y Hágase Rico, Los Secretos de la Mente Millonaria, Rica Mente, entre otros.

14. Busca un mentor que te aconseje

Entre las personas millonarias, el 93% de quienes tenían un mentor atribuyeron su éxito a esa persona. Los mentores por medio de su experiencia, conocimientos y enseñanzas participan en tu crecimiento mostrándote qué hacer y qué no.

Una vez definas tus objetivos encuentra una persona que ya lo haya logrado y pídele un consejo, te sorprenderá su disposición para ayudarte.

15. Elimina la “mala suerte” de tu vocabulario:

Los hábitos pobres crean la mala suerte. Los hábitos pobres producen resultados pobres. Los hábitos pobres te impiden que conozcas la suerte, y todo aquello que dices que los millonarios son afortunados de tener.

En lugar de quejarte, revisa qué estás haciendo, renuncia a los hábitos que están limitando tu crecimiento y establece aquellos comportamientos positivos que te lleven a nuevas oportunidades, nuevos negocios, una mejor salud y, por ende, una mejor vida.

16. Conoce tu propósito de vida

Es el último, pero quizás el más importante. Aquellas personas que persiguen un propósito, y entregan su vida a él, son quienes resultan siendo lo más ricos, felices y exitosos.

¿A qué se debe esto? Cuando haces algo que amas, que disfrutas, y que sientes que es una bendición poder entregar tus horas a dicho objetivo, habrás encontrado el por qué de tu vida.

Las posibilidades son que, si no estás ganando lo suficiente con tu trabajo, se deba a que estás haciendo algo que no disfrutas del todo. Cuando encuentres algo que te genere los ingresos suficientes haciendo algo que disfrutes, habrás dado con tu propósito.

Si está preguntándote cómo encontrar tu propósito, aquí tienes un proceso de sencillo de hacerlo:

1. Haz una lista de todo lo que recuerdes que te haga feliz.

2. Subraya aquellas cosas de tu lista que implique alguna habilidad, e identifica cuál es.

3. Enumera las 10 actividades en el orden de lo que más disfrutas.

4. Ahora, haz otra lista enumerada en el orden de mayores ingresos posibles.

5. A cada una de las actividades en tu lista le darás una puntuación, siendo la primera 10 puntos y la última 1 punto. Suma las dos columnas, y aquellas actividades con mayor puntuación pueden representar el potencial propósito de tu vida.

Como podrás ver las diferencias entre los ricos y los pobres son bastante simples, algunas veces hasta intuitivas, pero no por esto insignificantes.

Si estás buscando hábitos para mejorar tu vida, y salir de las dificultades económicas que te encuentras, estos 16 hábitos serán claves para lograr tu objetivo de riqueza.

Fuente

¿Querés vivir una experiencia única en tu vida?